03. 6 Consejos monstruosos para estudiantes de diseño

Este episodio de hoy  puede ser de gran ayuda a todos aquellos que os encontráis en estos momentos estudiando diseño. Da igual, si te encuentras en una institución formativa pública o bien privada, porque todos los problemas, que voy a contar a continuación, se dan en cualquier tipo de escuela y supongo que va más allá de escuelas de diseño, también seguramente en todos los ámbitos y en todas las carreras nos podríamos encontrar con situaciones parecidas.

Los problemas más típicos de los estudiantes de diseño

La que yo conozco por mi formación es esta área y es la que vamos a tratar y es donde más carencias, me he encontrado. ¿Qué te puedes encontrar cuando seas estudiante o si ya eres estudiante de diseño? Primero te puedes encontrar profesores sin motivación y repito eso da igual, si es una escuela privada como pública, simplemente son profesores, son personas y como tal, hay personas más motivadas con su trabajo y personas menos motivadas, en este caso todos conocemos al típico profesor que no le gusta su trabajo, llega tarde a las clases, que no manda tareas y qué pasa las horas como puede.

Esto produce que los alumnos también adquieran esta actitud y que no aprendan ni avancen y al final pierden el tiempo por culpa de algún profesor desmotivado.

He tenido los dos tipos de profesores, los muy motivados, que siempre se preparaban las clases, venían con mucha energía, con muchas ganas de enseñar y con nada que guardarse para sí mismos; se notaba su pasión por enseñar diseño. Y por el contrario, he tenido el otro tipo de profesores, que asistian a clase a pasar el rato.

Otro punto negativo, puede ser que te encuentres en la escuela con material obsoleto, ordenadores antiguos que no funcionan y programas de diseño que no están instalados o que están desfasados. Todos hemos vivido la situación de tener que hacer una tarea con otro compañero compartiendo ordenador, que eso en sí mismo no es malo, porque el hecho de trabajar con otros compañeros también es una experiencia positiva, pero al final, si no tenemos las herramientas para poder trabajar correctamente no podemos aprender.

Se puede dar la situación que en el centro en el que estudies el temario esté desfasado. Que den algo que ya no se esté aplicando a día de hoy o programas informáticos antiguos que ya no se utilizan.

Como anécdota, te contaré que cuando estaba estudiando diseño me hacían aprender Freehand. Depende de la edad que tengas ni siquiera te va a sonar este programa. Era un software parecido a Adobe Illustrator, servía para realizar logotipos, ilustraciones vectoriales.

Era un gran programa, era muy bueno, lo que sucedio es que Macromedia fue adquirido por Adobe y simplemente lo que hizo fue no actualizarlo y dejarlo morir para potenciar su programa que era illustrator. Cuando yo estaba estudiando Freehand  ya llevaba un par de años sin actualizarse y todo el mundo sabía que iba a morir. Pero en cambio en los ordenadores en las aulas estaba instalado Freehand, se daban las clases con ese programa y se enseñaba todo lo relativo al diseño en función de este software. Esto realmente era un problema, porque estábamos formándonos sobre un programa discontinuado, no iba a ofrecer actualizaciones, iba a quedar desfasado. No tenía ningún sentido invertir horas de formación en aprender un programa que no se iba a utilizar, sí que es cierto que los conocimientos adquiridos en ese software, los podríamos aplicar en otros como Illustrator pero en mi opinión no era la manera más óptima de aprender diseño ni de trabajar, porque en el momento en que me incorporarse en el mundo laboral, me iba a encontrar con que estarían utilizando los programas actuales en el sector.

Posiblemente si eres estudiante de diseño, te hayas sentido identificado con alguna de estas situaciones o has tenido vivencias parecidas, vamos a ver ahora los consejo:

1. Sé un estudiante de diseño inconformista

No te puedes conformar con lo que te enseñen en clase, créeme, no es suficiente. Cuando vayas al mundo laboral vas a ver qué es muy duro, tienes jefes, tienes clientes, tienes también compañeros con los que tienes que trabajar en equipo, tienes plazos de entrega muy limitados, tienes muchas exigencias y si solo aprendes lo que se enseña en la escuela, aunque sea la mejor escuela de diseño del mundo, no va a ser suficiente .

Teniendo en cuenta lo que hemos comentado antes la gran mayoría de centros formativos tienen carencias, es prácticamente inevitable, pues lo mejor va a ser que te pongas las pilas y que aprendas todo lo que puedas mientras te estás formando.

Piensa que es tu meta principal, este es tu objetivo y en el momento en que te estás formando estás invirtiendo en ti mismo, así que hazlo de una manera que sea muy en serio.

Te vas a encontrar con compañeros de clase, que van a ser una minoría, pero los va a haber, que van a vivir con una actitud de queja constante, a hacer el mínimo esfuerzo y esto te puede arrastrar a ti con la tentación de seguir sus pasos y eso te va a perjudicar. Tienes que seguir tu camino, no conformarte con lo que se aprende en clase y adquirir nuevos conocimientos también por tu cuenta.

Por ejemplo, imagínate que quieres correr una maratón de 10 km… te vas a tener que esforzar, vas a tener que ir todos los días a practicar, vas a tener que poner de tu parte mucha dedicación, perseverancia, constancia.  Si nunca has corrido 10 km seguidos, es muy ambicioso, pero no pasa nada, si te quedas a la mitad y al final solo puedes correr 5 km no es ningún problema, lo has intentado, has puesto un objetivo alto y te has quedado la mitad, da igual, has conseguido muchísimo más, que si no hubieses intentado nada.

Esta es la actitud que debes tener. ¿Cómo debes ser inconformista? No acomodarte con lo que se da en clase, debes adquirir más conocimientos, aunque sean de otras áreas. Si tienes la suerte de estar en una buena escuela y se te enseña muy bien y se te enseña de todo, igualmente siempre hay cosas que se pueden aprender extra y que pueden complementar tu formación con nuevas habilidades, puedes aprender animación 3d, puedes practicar escultura, cualquier cosa servirá para completar tu formación en diseño.

No intentes cambiar el sistema educativo, hazme caso, es como intentar cambiar la fuerza de la gravedad, ¿Verdad que es imposible? Por mucho que te quejes no van a despedir al profesor de diseño que viene desmotivado y perezoso, no van a cambiar los ordenadores por otros nuevos, no van a instalar el nuevo software y no van a modificar el temario de diseño obsoleto en un año o en dos, esto es así. Debes transmitir tu descontento con lo que te están ofreciendo, quéjate, pero una vez te hayas quejado sigue adelante. Tu actitud debe ser la de complementar esta formación que no se te está dando o practicar o encontrar un temario complementario al que no tienes acceso o no se te está proporcionando en tu centro formativo.

2. Sé autodidacta aprendiendo diseño

Ser autodidacta es muy duro, requiere mucha dedicación y mucha perseverancia. Cuándo aprendes algo por tu cuenta es muy satisfactorio y además se te queda grabado a fuego, porque normalmente requeire mucho más esfuerzo que si te lo explican.

¿Cómo puedes ser autodidacta en el mundo del diseño? Hoy día lo tienes muy fácil con internet. Hay tutoriales de diseño, tienes acceso a podcasts como este, tienes la posibilidad de participar en foros, puedes leer Blogs o también puedes adquirir libros sobre diseño. Si no los quieres comprar, puedes ir a una biblioteca o compartir con otros compañeros. Puedes leer revistas o ver documentales sobre fotografía, arquitectura, arte, historia y otras temáticas, no todo tiene porqué ser diseño, puedes aprender de otras áreas para enriquecer tus conocimientos. Piensa que el diseño es comunicar, cuantas más herramientas y conocimientos tengas mejor vas a poder comunicar tus mensajes.

En mi etapa, como estudiante me marqué el reto de leerme un libro de diseño o de temáticas relacionadas a la semana. Lo que hacía es ir una vez a la semana a la biblioteca, me llevaba un libro a casa y durante la semana lo leía. Había veces que lo conseguía y otras veces no, en ocasiones me demoraba más y empleaba dos semanas para leerme un libro de diseño, pero imagínate durante 3 años un libro semanal, aunque al final no pudiese cumplir con mi meta, aunque me quedase a la mitad, me había leído un montón de libros. Esto a parte de ser satisfactorio proporciona muchísimos conocimientos. ¿Debes tú leer un libro a la semana? No, no digo eso, cada cual tiene que buscar su manera de enriquecer sus conocimientos, esto lo dejo a tu criterio, lo que tú consideres será una buena manera de adquirir nuevos conocimientos.

3. Dejar de mirar y empezar a ver

Esto significa que tienes que tener atención plena, ser curioso y observar el mundo que te rodea, ver los pequeños detalles y los pequeños matices.

No solo me refiero a observar otros diseños, que también es interesante que examines con una mirada crítica y analítica los diseños que te rodean como libros, revistas, carteles o de cualquier otro tipo de elemento gráfico, me refiero a todo en general. Como más curioso seas muchísimo mejor.

Te voy a poner un ejemplo, de cuando ponemos atención en alguna cosa nos focalizamos y vemos detalles, que antes no veíamos. Te habrá sucedido más de una vez que cuando quieras comprar, vamos a poner por ejemplo, unas zapatillas de un modelo determinado, de un color concreto, de una marca conocida… sales a la calle y te empiezas a fijar y ves que mucha gente lleva esas zapatillas ¿Qué ha sucedido? ¿Todo el mundo se ha vuelto loco y ha empezado a comprar las zapatillas que tu quieres? No, para nada, significa que tú has puesto el foco en algo y esto es lo que tienes que hacer, cambiar tu perspectiva, para ser curioso con todo, observarlo todo, que nada se te escape.

4. Participa en concursos de diseño

Es divertido, te da libertad creativa, te motiva… Es un reto en el cual te puedes superar. Además puedes aprender mucho participando en concursos, viendo a otros participantes, probando nuevas técnicas.

Te pemite ampliar tu portafolio porque adquieres y creas una pieza nueva más para mostrar.

Si encima tienes la gran suerte de ganar ¡Todo eso que te llevas! tienes el premio y además una posible mención en tu currículum.

Lo más importante de todo es que te da libertad creativa. Cuando estés empleado o estés trabajando como freelance, vas a tener un cliente o vas a tener un jefe el cual te va a exigir unos requisitos y te va a proporcionar proyectos de diseño que tienen ciertas restricciones. Trabajos en los que también opina un cliente que al final te limita y restringe tu creatividad. Esto no necesariamente es malo, simplemente es así, el mundo real funciona de esta manera.

Los concursos por el contrario permiten una gran libertad, sí que se basan en una serie de condiciones pero a partir de eso puedes crear prácticamente lo que tu quieras.

Te recomiendo que participes en todos los concursos que puedas, de verdad, es muy divertido y nunca en la vida, te vas a encontrar en esta situación, nunca vas a poder crear algo sin limitaciones, aprovecha la posibilidad de ganar visibilidad y ganar piezas para tu portafolio gracias a la participación en concursos de diseño.

5. Potencia tu creatividad, olvídate de programas informáticos

Los softwares de diseño cambian, se actualizan, mueren aparecen nuevos y esto es un mundo muy cambiante. Un software, no te convierte en diseñador. Por supuesto, son herramientas que tienes que saber dominar, pero no bases tu aprendizaje solo en aprender Photoshop, Illustrator, Indesign o bien otros.

Lo importante es que seas creativo, que potencies tu creatividad aprendiendo técnicas como el Brainstorming, la realización de Moodboards, aprende también a realizar Mapas Mentales, aprende a gestionar o realizar un buen Briefing. Todo esto es lo que te va a dar un impulso tus ideas. Realmente dominar estas técnicas, procedimientos y metodologías es lo que va a marcar la diferencia.

6. Crea tu portafolio de diseño

La mejor carta de presentación que hay para presentarte delante de un cliente o de un empleo es un buen portafolio, no hay nada más importante que un portafolio para demostrar tus capacidades, tus habilidades y todo lo que sabes hacer, más que cualquier  título universitario.

¡Vacúnate contra la titulitis! Todos queremos tener un montón de títulos para poner en Linkedin pero lo más importante es que puedas demostrar lo que eres capaz de hacer y la única manera de presentarte y presentar tus habilidades en diseño es mostrar tu portafolio, tus trabajos, tus proyectos.

Siempre muestra los mejores trabajo de diseño, no intentes llenar todo tu portafolio de piezas, es muchísimo mejor tener calidad que cantidad cuando hablamos de portafolio.

Deja un comentario

shares