12. Roba como un artista: Análisis y resumen del libro

En el episodio hoy voy a hacer un resumen y un análisis sobre el libro «Roba como un artista» de Austin Kleon. Este libro tiene un título un tanto provocador y transgresor, pero el mensaje que quiere transmitir es mucho más profundo de lo que pueda parecer a simple vista.

Nada nuevo bajo el sol en el mundo creativo

Parte de la idea de que nada es original. Cuando pensamos que algo es muy creativo, novedoso u original realmente la mayoría de las veces no somos conscientes de la gran cantidad de referencias y fuentes de inspiración que tiene detrás esa idea.

A veces vemos ideas que pueden parecer muy nuevas, pero si las analizamos en profundidad nos daremos cuenta de que tienen una media de 8 o 10 fuentes de inspiración y referencias. Nada surge de la nada, no existen las obras creativas y originales ya que todas tienen influencias, referencias e inspiración de otros autores.

Ejemplos de «robos» creativos famosos

Pongamos un ejemplo: el inventor de la bombilla Thomas Alva Edison fue muy innovador al inventar la bombilla. Pero no había inventado el metal del filamento, ni el cristal de la envoltura, ni siquiera la electricidad, porque antes otros habían estado experimentando con ella como Benjamin Franklin.

Esta enseñanza es perfecta para ilustrar como un invento, que parece una cosa original y rompedor para esa época, realmente tenía muchas influencias de otros inventores anteriores.

Pongamos una muestra más actual: Cuando Apple inventó el IPhone fue un acontecimiento que revolucionó el mercado, fue un éxito en ventas y marcó un antes y un después en la telefonía móvil. Pero si lo analizas detenidamente te darás cuenta de que Apple no inventó el teléfono, ni los microchips, tampoco la pantalla táctil ya que era un producto que ya existía en otros campos. De una manera brillante, inteligente y creativa, Apple supo unir todas estas influencias en un producto innovador.

Tú NO eres original

Ni siquiera tú eres algo original ni único en la faz de la tierra. Eres una mezcla genética de tu papá, tu mamá y de tus antecesores, eres la suma de todos ellos y eres el producto de la evolución de millones de años de otras especies. Eres un ser único y diferente porque tienes influencias de tus amigos, de la música que escuchas, de las películas que ves, de tu cultura y educación… eso te hace un ser único. Pero realmente estás formado de otras referencias, al igual que cualquier obra creativa, de diseño o de arte. Todos son una mezcla de otras cosas anteriores.

Vayamos al campo del diseño, la creatividad y el arte digital. Veamos cómo aplicar esta especie de manifiesto a nuestro día a día: Debemos empezar a copiar ya mismo. Nadie nace con un estilo propio. Todos tenemos influencias de todos, empieza ya mismo a practicar y a robar a tus artistas favoritos. Aprendemos imitando, acuérdate cuando aprendiste el abecedario… Repitiendo una y otra vez las letras. ¿Y a tocar un instrumento? Imitando las canciones de otros músicos repetidamente. No nos ponemos a crear nuestra propia canción mientras estamos aprendiendo a tocar la guitarra, porque en ese momento estamos intentando aprender a dominar el instrumento, hasta que consigues un estilo propio y unas canciones únicas. Lo mismo sucede si quieres aprender a pintar o a dibujar.

¿A quién y que copiar?

Vas a intentar imitar a tus héroes, a tus artistas favoritos en este caso, pero el consejo que da el autor del libro es que no te quedes en la superficie. No intentes imitar el estilo, simplemente de manera superficial de aquellos artistas a los que admiras, mejor intenta ver el mundo de la forma en que lo ven ellos. De esta no serás una mala imitación, sino que vas a emularlos y con tu aportación y tu estilo vas a conseguir crear obras con tu voz propia.

El autor de «Roba como un artista» dice que si haces una copia de uno de tus héroes o de tus artistas favoritos lo único que conseguirás es plagiarlo, pero si robas a varios de tus artistas favoritos, vas a conseguir que sea una investigación y no un plagio.

Aquellos, que no quieren imitar nada, no producen nada.

Salvador Dalí

Empieza a robar ahora mismo a tus artistas favoritos

Según el libro «Roba como un artista», debes salir de la parálisis, debes empezar ya mismo a robar a tus artistas favoritos, ponerte en marcha y empezar a trabajar. Debes tener mucho cuidado con el síndrome del impostor. Lo sufrimos cuando no nos creemos lo suficientemente preparados o buenos para crear algo, tener una idea o crear una obra y nos esperamos hasta tener todos los conocimientos y dominar todas las técnicas a la perfección, porque queremos crear algo perfecto.

Si empezamos imitando, copiando y robando a nuestros artistas favoritos, estaremos empezando a trabajar y no estaremos esperando a acumular conocimientos hasta el fin de nuestros días, sin haber hecho absolutamente nada.

¡No te sientas mal por esto! A lo largo de la historia han existido pintores, genios y escultores talentosos que han tenido sus propios discípulos y que ellos a su vez también han sido discípulo de otros maestros. Han empezado imitando y copiando la técnica de sus maestros hasta que tenían su propio estilo, superando incluso a sus propio maestro.

Para sentirte mejor, si quieres como sugiere el autor de este libro «Roba como un artista», puedes crear un árbol genealógico creativo. Elige al artista al que más admiras y busca información sobre su historia, quiénes han sido sus referentes y sus discípulos y crea un árbol genealógico con las fotografías de cada uno de ellos. Simplemente, tú ponte en una ramita más. Serás como otro de sus discípulos, de esta manera te sentirás mejor en el momento de robarle.

Aunque imites a otros artistas, no te preocupes, porque por suerte es imposible crear copias exactas de algo. Haz al prueba tú mismo, intenta dibujar dos o tres círculos idénticos… es imposible, ¿Verdad? Aunque copies a varios de tus artistas favoritos, al final vas a tener tu propia voz y tu propio estilo.

Guarda todos tus robos y buenas ideas

Cuántas más buenas ideas te rodeen mejor. Desecha todo lo que no vale y solo quédate y roba las buenas ideas. Se trata de coleccionar conscientemente y no indiscriminadamente.

Recuerda, es muy importante guardar todos tus robos, en un documento digital o en un formato físico, pegando recortes de lo que vayas robando. Lleve siempre un bloc de notas o un papel encima por si ves ideas interesantes para robar. La memoria es muy frágil y a veces intentamos recordar ideas que luego se pierden.

Conclusión del libro Roba como un artista

En resumen, todo esto te sirve para aceptar que nada es novedoso, que nada es original y que absolutamente todo tiene influencias de otros autores, otras épocas y otras referencias, siempre es así. Esto te ayudará a quitarte la carga de tener que ser siempre original. ¡Quítate el peso de encima de tener que crear las cosas siempre desde cero!

De esta manera podrás aceptar tus influencias y no huir de ellas.

Deja un comentario