Claves para crear una estrategia de marca única

Construir una estrategia de marca en torno a tu empresa o negocio es una tarea de vital importancia si tu objetivo es convertirte en la mejor opción para tus consumidores o usuarios.

Puede que ofrezcas un producto o servicio de excelente calidad, pero si no logra atraer a potenciales clientes mediante la emoción, el sentido de pertenencia a determinados valores, estilo o filosofía de vida, ni es capaz de comunicar de qué forma puede solucionar los problemas y necesidades de los clientes; difícilmente se convertiría en una apuesta exitosa.

Ejemplo de estrategia de marca aplicando la filosofía de vida y las emociones a un anuncio de Adidas
Adidas adoptó el mensaje de Muhammad Ali «Impossible is nothing”. La estrategia de marca pasó por implementar esta filosofía de superación y grandeza en sus productos y comunicaciones.

Para conseguir este objetivo es imprescindible desarrollar una estrategia de marca única que te permita posicionarte como la mejor alternativa del mercado según tu sector.

En este artículo e contamos en qué consisten las estrategias de valor de marca, para que sirven y cómo implementar algunas de estas acciones en tu negocio.

¿Listo? Pues comenzamos.

¿Qué es la marca en Mercadotecnia?

Antes de explicar qué es una estrategia y para qué sirve es preciso conocer el concepto de Marca en el Marketing moderno.

La marca no es más (ni menos) que un conjunto de valores y símbolos que los consumidores asocian a un producto o empresa determinados.

Muchos lo definen con un nombre o un logo, pero una marca es mucho más que eso. Estamos hablando de una estrategia que permite crear todo un mundo de emociones, sensaciones y, sobre todo, soluciones para el cliente. Un concepto que permite identificar los productos y servicios que ofrece una empresa y diferenciarlos del resto.

¿En qué consisten las estrategias de desarrollo de marca?

Ahora bien, cuando hablamos de estrategia de marca nos referimos precisamente a la construcción de ese concepto de cara a los consumidores. De esta manera, debemos asegurarnos que los valores propuestos coinciden con los valores percibidos que tienen nuestros futuros usuarios.

Si esto no ocurre, estamos ante un problema de comunicación o branding que no está facilitando que los receptores comprendan y asimilen el mensaje que estamos intentando transmitir.

Es por ello que, antes de desarrollar la estrategia de marca de una empresa, es necesario pasar por periodo de profunda investigación, tanto de manera interna como externa.

¿Para qué sirve una estrategia de marca?

Construir una marca y desarrollar una estrategia en torno a esta ofrece numerosos beneficios para la empresa. A continuación, te contamos algunas de sus principales ventajas para tu negocio.

  • Los usuarios desarrollan sentimientos de pertenencia, identidad y preferencia por encima de sus competidores.
  • Cuando tienes una marca bien definida y posicionada puedes tener precios superiores a la media y aumentar tus beneficios. La preferencia del usuario por tu producto o servicio no está determinada por su precio (al no ser que este sea el valor diferencial que ofreces) sino más bien por lo que tu marca representa, como se percibe y las soluciones que propone.
  • Facilita la expansión y aumenta la posibilidad de tener un negocio escalable.
  • Mayor capacidad de resiliencia ante las crisis económicas o las acciones de los competidores.
  • Incrementa el sentido de pertenencia de los empleados y facilita la captación de nuevos talentos.
  • Aumenta el valor patrimonial de la empresa.

Estos son solo algunos de los beneficios que revelan la importancia de desarrollar una estrategia de marca que te permita diferenciarte en tu sector.

¿Cuáles son las estrategias de marca?

Existen diferentes tipos de estrategia para construir una marca o aumentar su valor. La elección más adecuada, depende de muchos factores relacionados con el producto o servicio que ofreces, tus proveedores, así como las características y el funcionamiento logístico de tu empresa.

Para que lo tengas más claro, a continuación, te mostramos algunas de las estrategias de marca que utilizan las grandes empresas.

Estrategia de marca única:

Todos los productos y servicios que ofrece la empresa se comercializan bajo el mismo nombre. Esta estrategia conviene hacerla cuando se trata de productos similares, teniendo en cuenta que la opinión o percepción del consumidor sobre un producto repercutirá en todo lo que ofrece la marca.

Nivea o Renault son dos ejemplos de estrategia de marca única.

Estrategia de marcas múltiples:

Se implementa cuando una misma empresa tiene diferentes marcas y se divide en tres categorías diferentes:

  1. Estrategia de marcas individuales: Identificar todos los productos que vende la empresa con una marca diferente.
  2. Estrategia de marcas para línea de productos: Utilizar la misma marca para lanzar varios productos o servicios similares.
  3. Estrategia de segundas marcas: Se utilizan para comercializar productos de una empresa que ya tiene posicionada en el mercado otras marcas de mayor prestigio.

Estrategias de Marca de Distribuidor

Son productos que se comercializan bajo la marca del distribuidor, quien se encarga de toda la estrategia de marketing y ventas. También conocidas como marcas blancas, algunos productos de este tipo los encontramos en Mercadona, Lidl y el Corte Inglés.

Claves para desarrollar una estrategia de marca exitosa

Una vez elegida el tipo de estrategia de marca que desarrollarás para comercializar y promocionar los productos o servicios de tu empresa, es momento de conocer qué otros elementos son importantes para implementar estas acciones con éxito.

Público objetivo:

Definir tu cliente ideal es uno de los primeros pasos en esta estrategia. Para ello, necesitas saber más que las características sociodemográficas.

Por tanto, es preciso que conozcas cuáles son sus gustos, qué necesidades tiene, cuál es su estilo de vida, cómo se comporta, cuáles son sus motivaciones, qué contenidos le interesa, entre otras interrogantes que le permitirán a tu marca conectar con esas personas.

Valores percibidos

El próximo paso es definir cuáles son los atributos por lo que deseas que reconozcan a tu marca. ¿Cómo quieres qué te perciban?

Comunicar los beneficios

El consumidor lo que realmente busca son soluciones. Por ello, es esencial profundizar en todos los beneficios que tu producto o servicio ofrece, así como todo aquello que lo hace único y diferente al resto.

Emocionar

En tu estrategia de comunicación debes ser capaz de emocionar, despertar sensaciones en tu público objetivo que respondan a sus deseos personales. Este componente, sumado a los beneficios y los elementos diferenciales, conforman la propuesta de valor de tu marca.

Contenidos y eventos

Para construir ese mundo muchas veces es necesario educar al cliente y conectar con él a través de temáticas que le interesen. De esta forma, organizar una estrategia de contenidos en redes sociales o en el blog de tu web que generen interés en tu público objetivo es fundamental.

Lo mismo ocurre con los eventos. Por ejemplo, si tienes una marca de ropa moderna y bohemia, pues eventos con influencers de Instagram que siguen ese estilo y promueven una filosofía de vida particular, asociada a esta imagen, es el tipo de encuentros que refuerza tu marca.

Ejemplos de estrategia de marca

Estrategia de marca de Tesla

Tesla presenta ideas futuristas en cuanto a vehículos eléctricos. El atractivo de comprar un Tesla es estar participando en la siguiente etapa de la evolución humana.

Ejemplos de estrategia de marca Tesla

Estrategia de la marca Corona

Corona ha creado un público fiel de clientes que asocian sus productos con relajarse, desconectarse y escapar del estrés.

Anuncio de marca de Corona

Marca Airbnb

Airbnb proporciona una alternativa real a las opciones de alojamiento tradicionales. Crea una experiencias más emocionantes y enriquecedoras.

Estrategia de branding de Airbnb


Estrategia de Google

La principal misión de Google es hacer que los usuarios de internet se sientan más conectados con el mundo.

Misión i filosofía de Google. Usuarios más contactados a internet

Estrategia de marca Dollar Shave

Mientras que su competidora Gillette es más cara y tiene un tono masculino. Dollar Shave Club es más asequible y presenta a personas de apariencia promedio en un amplio rango de edad que son más identificables con los consumidores.

Estrategia de marca de Dollar Shave Club

Conclusiones

Como ves, desarrollar una estrategia de marca es una tarea muy compleja. Son muchos los aspectos a tener en cuenta, y su construcción requiere de tiempo y dedicación.

Pero, como sabes, no es una tarea imposible.

Por ello, te invitamos a construir una marca única para tu empresa, a partir de los consejos que te hemos brindado en este artículo. Consigue que tu público objetivo se identifique con la propuesta de valor de tu negocio y ofrece soluciones efectivas.

Solo así, lograrás posicionarte como el favorito en tu sector.

¡Puntúa este post!

Deja un comentario