¿Qué son las figuras literarias?: 7 Tipos de figuras retóricas y ejemplos útiles

Qué aburrido sería si todos hablásemos igual, de la manera convencional o como otros esperan ¿No crees?

Pues lo mismo ocurre con el universo literario o cualquier esfera profesional que depende de las palabras para comunicar un mensaje de manera original y creativa.

Este es precisamente el objetivo de las figuras retóricas o literarias. Un concepto que se refiere a las diferentes formas no convencionales de expresar una idea, con el fin de dotarle de mayor expresividad y conseguir emocionar o persuadir al receptor de ese mensaje.

Tipos de figuras retóricas y literarias. Imagen en la que se aprecia una exageración.

De esta manera, las figuras retóricas sirven para comunicar de forma creativa, divertida, artística o simplemente, diferente a la forma en la que podríamos expresar la misma idea, pero sin esa originalidad que permite desarrollar las figuras literarias.

En este artículo te contamos cuales son los tipos de figuras retóricas y cómo pueden contribuir a la comunicación creativa de una empresa o marca.

Definición de figuras retóricas

Los recursos retóricos en la literatura u otras áreas en la que se pretende comunicar un mensaje son aquellas maneras distintas de expresar una idea, que se alejan del modo en que convencionalmente comunicamos.

Funciones y características de las figuras retóricas

Todas son formas correctas de expresión, pero las figuras literarias consiguen transmitir el mismo mensaje de una forma más expresiva.

Precisamente, esta es la función de las figuras retóricas. Llamar la atención del lector, en el caso de una obra literaria o el receptor del mensaje, en términos generales.

Dependiendo del tipo de figura literaria que se elija, será el efecto que puedes conseguir. De esta manera, con el empleo de dicho recurso es posible persuadir, divertir y emocionar a los demás. Por ello, es fundamental elegir la figura retórica adecuada, según tus objetivos.

En general, estas herramientas del lenguaje se utilizan con mayor frecuencia en el universo literario, debido a las numerosas posibilidades que ofrecen con el fin de entretener al lector. Sin embargo, por esta misma razón, las figuras retóricas también se han convertido en recursos muy útiles para la publicidad.

Con su uso es posible llamar la atención del receptor, persuadirle a que realice determinada acción, emocionarle con el fin de generar empatía y acercamiento, hacer que recuerde una frase concreta con mayor facilidad, entre un sinfín de posibilidades.

Es por ello, que las figuras literarias han pasado de los libros a los spots de televisión, las campañas de publicidad en redes sociales y los taglines de las marcas.

A continuación, te mostramos cuáles son los principales tipos de figuras retóricas, así como algunos ejemplos que te ayudarán a comprender su significado y función, así como los usos que pueden tener en las diferentes esferas de la comunicación.

Tipos de figuras retóricas: 7 ejemplos frecuentes

El castellano es un idioma sumamente rico que nos ofrece cientos de maneras diferentes de expresar una misma idea. Es por ello, que la forma de comunicar un mensaje se convierte en arte, cuando intentamos hacerlo de forma original y divertida, a través de las figuras literarias que te mostramos a continuación.

Descubre los tipos de figuras retoricas más utilizadas en la literatura y en la publicidad.

1.      Tipo de figura retórica: Antítesis

La antítesis es una de las figuras retóricas más utilizadas en la literatura, puesto que permite demostrar la fortaleza de una idea a partir de conceptos totalmente contrarios.

Ejemplo: ‘’Intenté amarlo con todas mis fuerzas, pero acabé odiándolo con toda mi alma.’’

En este caso, el amor y el odio son las ideas contrapuestas. Sin embargo, dicho recurso también se emplea con frecuencia en la publicidad, y estamos seguros que lo has visto en numerosas ocasiones.

Aunque, en este rubro se suele ver mas bien en la imagen, muchos eslóganes y discursos comunicativos de algunas marcas lo han utilizado.

Los anuncios que tienen que ver con el antes y el después, grande vs pequeño, padres e hijos, son algunos de los ejemplos de antítesis en publicidad más habituales.   

Figura retórica antítesis

2.      Figura retórica: Paradoja

La paradoja es una figura retórica muy parecida a la antítesis, puesto que expresa ideas que, en apariencia, son contradictorias, pero que intentan esclarecer una gran verdad.

De esta manera se logra mostrar la complejidad de algunos conceptos y situaciones, haciendo énfasis en los matices.

Ejemplo: ‘Creí que éramos todo y en realidad, somos nada.’

Figura literaria y retórica paradoja

3.      Figura retórica: Aliteración

Esta figura literaria consiste en repetir el sonido de una letra o sílaba en palabras cercanas o continuas. El objetivo es acentuar el mensaje y hacerlo llamativo a través de la musicalidad.

Ejemplo:Elegir Nivea es una buena idea.’

El eslogan de Nivea es muy bueno, pero esta frase que nos acabamos de inventar, también sería una excelente opción.

En publicidad se utiliza mucho este recurso, especialmente en los eslóganes o tagline de las marcas. ¿Por qué? Pues básicamente porque de esta manera es más fácil de recordar.

Figura retórica aliteración

4.      Figura retórica y literaria: Anadiplosis

Consiste en la repetición de una misma frase o palabra, al inicio y al final de una oración que son continuas.

Ejemplo: ‘’Los perros felices son mascotas saludables. Saludables porque tienen estabilidad emocional…’’

El uso repetido de la anadiplosis se le conoce como concatenación.

Ambos son recursos que se emplean en los discursos literarios y publicitarios para mostrar coherencia, seguridad y reforzar una misma idea.

5.      Figura retórica: Anáfora

Similar a las anteriores clasificaciones de figuras literarias, la anáfora también consiste en la repetición de una misma idea. Se utiliza en la literatura para aportar sonoridad y construir frases impactantes, pero también son muy eficaces en publicidad.

La vemos con frecuencias en videos de Marketing que son narrados con una voz en off que nos repite en varias ocasiones la misma frase.

Ejemplo: ‘’Mi madre llegó a las 9. Mi madre no cenó.’’

Figura literaria anáfora

6.      Figura retórica: Clímax

Esta es una de las figuras retóricas más poderosas. Radica en mencionar elementos de manera ascendente según su significado e importancia. De esta forma se consigue ir de menos a más para dar esa sensación de clímax.

Ejemplo: ‘’Le di todas mis horas, mis días, mis semanas y ya son 10 años juntos.’’

En contraposición a esta figura literaria se encuentra el anticlímax que también le aporta ese toque dramático y provoca una sensación de pérdida o dificultad.

Ejemplo de figura retórica y literaria clímax

7.      Figura retórica: Sinécdoque

Este tipo de figura retorica consiste en referirse al todo, mencionando tan solo una parte del mismo. Es un recurso muy útil para llamar la atención y decir más con menos.

Ejemplo: ‘’Algún día tendré mi propio techo’’

En este caso, con la palabra techo se hace alusión a la vivienda.

Figura retórica en publicidad sinécdoque

Conclusión

Y estos son los tipos de figuras retóricas más frecuentes. Aunque en realidad, la lista es sumamente larga, debido a que existen más de 100 figuras literarias, con estos ejemplos ya te puedes hacer una idea de las numerosas posibilidades que ofrecen estos recursos.

Cuéntanos en los comentarios cuál es tu figura literaria favorita, junto a un ejemplo que la ilustre de forma clara.

Si te ha gustado este articulo puede que también te interese: Cómo hacer un cartel publicitario

5/5 - (1 voto)

Deja un comentario