¿Qué es un mapa mental y cómo hacerlo?

Si utilizas dibujos, esquemas o diagramas a la hora de obtener nuevos conocimientos o exteriorizar las ideas que tienes en mente, entonces ya sabes que es un mapa mental. Estos se utilizan generalmente para memorizar información, organizar las ideas y asociar diferentes conceptos de manera clara y comprensible.

Los mapas mentales tienen ciertas características que lo hacen convertirse en una herramienta de conocimiento útil y eficaz.

En este artículo te mostramos en profundidad qué es un mapa mental, cuáles son sus características y beneficios, así como los pasos necesarios para crear un mapa de ideas desde cero.

¿Preparado(a)? Pues comenzamos.

¿Qué es un mapa mental?

Los mapas mentales o mind maps son diagramas en los que se representan conceptos, ideas, datos e información relacionadas con una palabra clave o idea central.

Se utilizan para tomar nota, organizar determinada información que queremos interiorizar o analizar las ideas que tenemos en mente de forma visual.

Saber cómo es un mapa mental o cómo luce puede ser difícil de sintetizar, puesto que todo depende de la mente creativa que lo construye. En ellos se pueden utilizar dibujos, imágenes, diagramas, símbolos, abreviaturas, colores y todos los recursos que te permitan enlazar conceptos de manera lógica.

Que es un mapa mental o "mind map" y cómo hacer uno para tener ideas creativas.

De igual forma, elaborar un diagrama de palabras claves puede ser una acción espontánea, como cuando dibujamos simples esquemas con los conceptos más importantes en una clase; o bien se puede construir un mapa mental creativo mucho más complejo con programas informáticos diseñados para este fin.

Características de un mapa mental

En la definición de mapa mental es importante tener en cuenta cuáles son las características de esta herramienta cognitiva con el objetivo de que sea eficaz para el aprendizaje. Sus elementos distintivos son:

  • La idea esencial se ubica en el centro del diagrama. De ella se ramifican el resto de conceptos asociados.
  • Los términos directamente relacionados con el tema central estarán más próximos a la idea esencial y deben estar enlazados con esta.
  • Se debe respetar la jerarquía de los conceptos para que se mantenga clara y organizada toda la información.

Y realmente esto es todo. Puesto que cada quien es libre de crear un método o una forma específica de hacer sus propios mapas mentales creativos. Todo depende de la forma en que cada individuo aprende nuevos conceptos o exterioriza ideas propias.

¿Para que sirve un mapa mental?

El uso de mapas mentales ha demostrado numerosos beneficios para el aprendizaje en diferentes ámbitos, especialmente en la esfera educativa. Es muy útil para memorizar información, organizar ideas, analizar conceptos complejos y sus relaciones, entre otras utilidades.

A continuación, te mostramos algunas de las ventajas que supone el uso de los mapas mentales.

  • Expande la memoria.
  • Ayuda a retener la información.
  • Facilitan el análisis y la comprensión de conceptos complejos.
  • Contribuye a desarrollar un proceso de aprendizaje efectivo.

¿Cómo hacer un mapa mental?

Ahora ya sabes qué es un mapa mental y cuáles son sus elementos más importantes. Con esto en mente, es posible conocer como se construye esta herramienta mediante un sencillo proceso que te explicaremos a continuación.

Al pensar en cómo se elabora un mapa mental no se me ocurre una única idea. Dependiendo de la temática y la forma de aprendizaje que tiene cada individuo esta herramienta puede construirse de múltiples formas.  

No obstante, siempre se sigue un proceso de pensamiento lógico similar al que te mostramos en las siguientes líneas.

1.      Definir la idea esencial

Identificar el concepto central es el primer paso para hacer un mapa mental. Esta idea general debe ubicarse en el centro de la hoja donde vas a construir el ‘mind map’.

Puede ser la premisa de un problema que intentas resolver, un concepto complejo, una idea sobre un proyecto que quieres comenzar o cualquier otra información que necesites analizar de forma lógica.

2.      Agregar los conceptos relacionados directamente a la idea central

Una idea compleja está estrechamente ligada a otros conceptos que son los que estaremos identificando en el primer nivel. Estos se deben ordenar de acuerdo a la relevancia y la importancia que tienen en relación a la idea principal.

Por ejemplo, si el centro del mapa mental se refiere a una personalidad histórica, los subtemas o conceptos relacionados en el primer nivel tienen que ver con su vida y obra.

3.      Profundizar en los conceptos o subtemas

Los mapas mentales se construyen basándose en el nivel de jerarquía que tienen los conceptos.

Por lo que, una vez identificados cuales son las ideas directamente relacionadas con el tema central, el próximo paso es desglosar y profundizar en la información de cada uno de estos conceptos.

La clave está en comenzar por lo general hasta llegar a lo más específico.

Siguiendo con el ejemplo anterior, en el subtema vida, señalamos los acontecimientos más importantes en la biografía de esta personalidad histórica. Mientras que el subtema obra, se destaca cuál es el legado de esta persona.

4.      Relaciona los diferentes conceptos

Un mapa mental sencillo cuenta con uno o dos niveles de conceptos, sin embargo, existen ideas complejas que requieren la creación de un mayor número de niveles de jerarquía. Además, muchos de los conceptos están relacionados, aunque no pertenezcan al mismo subtema.

Por ello, conviene conectar las ideas relacionadas mediante flechas, colores o símbolos que indiquen un nexo de unión.

5.      Utiliza recursos visuales

Los mapas mentales creativos ya son un recurso visual muy efectivos por sí solos. No obstante, para reforzar su eficacia te recomendamos añadir imágenes y dibujos coloridos, ya que estos hacen un clic en tu cerebro que te permite recordar todo lo aprendido de forma fácil y rápida.

Conclusiones

En este artículo te mostramos que es un mapa mental y cómo construirlo mediante un sencillo proceso de 5 pasos.

Como ves, constituye una herramienta de aprendizaje sumamente útil en diferentes ámbitos de nuestra vida. Es la forma más efectiva de organizar y sintetizar lluvias de ideas y grandes volúmenes de información, sobre todo si se trata de conceptos complejos.

Estamos seguros que después de conocer la utilidad de los mapas mentales, comenzarás a construirlos para aprender más y mejor. ¿O no?

No olvides decirnos en los comentarios que te parece este recurso de aprendizaje.

Deja un comentario

error: ¡Contenido protegido!
Shares
Share This