¿Qué es la tipografía y para qué sirve?

La tipografía es uno de los elementos más importantes en las estrategias de marketing actuales. Tener en cuenta el tamaño, la forma, el color, el grosor y otros aspectos relacionados con los tipos y estilos de letra es esencial para transmitir el mensaje adecuado.

Por ello, la tipografía se ha convertido en toda una disciplina dentro del diseño gráfico y el marketing digital. Permite reforzar el mensaje, haciéndolo más efectivo al momento de llamar la atención del usuario.

En este artículo te mostramos qué es la tipografía, para que sirve y algunos conceptos relacionados con esta disciplina. Si llegas hasta el final, podrás descubrir cuáles son las tipografías de letras más utilizadas y qué sensaciones transmiten.

Qué es la tipografía y para que sirve. En la imagen se muestran tipos metálicos.

¿Qué es la tipografía en el diseño gráfico?

La definición de tipografía es el estudio e implementación de los diferentes tipos de fuentes de letras, símbolos y números con la intención de comunicar de forma adecuada un determinado mensaje.

Se trata de una herramienta muy importante en el diseño, puesto que se ha demostrado que los diferentes tipos de tipografía transmiten distintas sensaciones. De esta forma el diseño de las letras que se utilicen tiene la cualidad de comunicar ideas e informaciones por sí solos, conjuntamente con el contenido del mensaje que se proyecta.

De ahí que esta disciplina se haya convertido en un recurso sumamente útil para las marcas y otras entidades que necesitan publicidad.

¿Qué es y para qué sirve la tipografía?

Muchos se preguntan para qué sirve la tipografía cuando se tiene un mensaje que ya de por sí es atractivo. Sin embargo, si se transmite con un tipo de letra que no es adecuada para la imagen de la marca o no refuerza lo que se está contando, ese mensaje no tendrá ninguna efectividad sobre la audiencia objetivo.

De esta forma, conocer en profundidad todas las posibilidades que brinda el diseño tipográfico es esencial para ganarte la atención del usuario y generar emociones.

A continuación, te contamos algunas de los beneficios de la tipografía como herramienta básica del marketing digital.

  • Transmite diferentes tipos de sensaciones.
  • Permite la diferenciación y la construcción de una identidad de marca.
  • Contribuye a reforzar el mensaje que se transmite.
  • Ayuda al usuario a leer determinados textos de forma fácil y rápida.

¿Cómo se clasifica la tipografía?

Ahora que ya sabes qué es la tipografía y cual su importancia para el diseño y la publicidad, es momento de hablar las diferentes fuentes que existen.

La lista de estilos tipográficos es amplia, por lo que señalar cada uno de ellos nos puede llevar años de entradas en el blog. No obstante, a continuación, te mostramos algunas de las familias tipográficas más importantes y las que son más populares en el mundo del diseño.

Serif

Esta tipografía de letra o número se distingue por tener un detalle al final del trazo conocido como serifa. Generalmente se utilizan en textos largos en formato impreso puesto que aumenta su grado de legibilidad.

Suelen emplearse en proyectos tradicionales con un estilo convencional y serio. Todo ello debido a que transmiten formalidad, elegancia y autoridad, siendo las más utilizadas en el sector Moda.

Dentro de esta familia tipográfica los estilos más conocidos son: Times New Roman, Courier y Garamound.

Sans serif

Estas tipografías se destacan por la ausencia de serifas o remates. Es el tipo de letra más utilizada en el medio digital puesto que son más legibles en dispositivos electrónicos como la PC, el teléfono móvil o Tablet.

Los estilos que se encuentra dentro del grupo sans serif son considerados más modernos y creativos. Trasmiten dinamismo, fuerzas, seguridad, confianza, entre otras sensaciones similares.

Los ejemplos de tipografía más utilizados son Arial, Helvética y Frutiger.

Tipografías de visualización

Dentro de este grupo se concentran numerosos estilos y familias tipográficas que utilizan diferentes recursos para destacar. La negrita, la mayúscula o las conocidas como fuentes de lujo son las más utilizadas en el marketing digital.

Este tipo de fuentes tipográficas se utilizan en textos cortos como encabezados y títulos.

Consejos para elegir la tipografía adecuada

Luego de analizar todos estos conceptos tipográficos y comprender qué es la tipografía, ya estás listo(a) para elegir con criterio un estilo de letra u otro para transmitir un determinado mensaje.

Pero, si te preguntas cómo hacer una tipografía desde cero, te comentamos que esto es posible. Puedes construir tu propia fuente mediante diferentes softwares que te permiten crear estilos de letra personalizados, aunque son muchas las tipografías ya creadas entre las que probablemente encuentres opciones adecuadas para lo que tienes en mente.

Ahora bien, para elegir la tipografía correcta, los diseñadores gráficos tienen muy claro cuáles son los criterios a tener en cuenta.

Menos, es más

Los diseñadores recomiendan que al momento de elegir un estilo de letra es mejor optar por la coherencia. Por ello, los expertos señalan que solo se deben utilizar una o dos fuentes por proyecto y estas deben ser complementarias.

Para darle mayor dinamismo, te recomendamos utilizar una misma fuente o aquellas que pertenecen a la misma familia tipográfica y diferenciarlas utilizando recursos como las negritas o la mayúscula.

Partes de la tipografía

Para crear una composición tipográfica es preciso tener en cuenta los diferentes elementos que la conforman con el objetivo de otorgarle fuerza al mensaje. En este sentido el tamaño, el grosor, la inclinación, el color tipográfico, la jerarquía, el espaciado y el interlineado son algunos de los aspectos más importantes de la tipografía.

Por ejemplo, las palabras que se muestren en tamaño grande son las primeras que llamarán la atención del lector. Por su parte, las negritas permiten reforzar determinadas palabras claves.

Todos estos elementos inciden en la jerarquía del contenido para hacer que el usuario lea primero un texto y luego otro, según las intenciones del tipógrafo o diseñador gráfico. 

Conclusión

Ahora que ya sabes qué es la tipografía y cuales son sus múltiples beneficios seguramente la tendrás en cuenta en tu proyecto de diseño. De esta forma, tu mensaje será mucho más efectivo y lograrás conformar una identidad de marca sólida.

No nos dejes sin contarnos cuáles son tus fuentes preferidas y qué sensaciones te transmiten.

Deja un comentario

shares