¿Para qué sirve un folleto? Las 5 características que lo definen

Teniendo en cuenta su infinidad de usos no es extraño que te preguntes ¿para qué sirve un folleto?

Los folletos son documentos impresos de tamaño pequeño o medio, en los que se escribe información publicitaria sobre los servicios o productos que ofrece una empresa, así como otros datos de interés.

No obstante, sus diferentes definiciones dependerán de los tipos de folletos que existen y sus funciones específicas.

Para qué sirve un folleto. Folleto tríptico.

Por ello, en este artículo te invitamos a conocer en profundidad qué es y para qué sirve un folleto, sus principales características y los tipos de folletos que más se utilizan actualmente.

¡Quédate hasta el final del post para conocerlo todo sobre esta importante herramienta!

¿Qué es un folleto y para qué sirve?

El folleto es un pequeño documento impreso de una o varias hojas (pocas) que tiene el objetivo de divulgar determinada información.

Su uso se populariza en los años 60’, puesto que se convirtió en una alternativa más económica a las costosas herramientas de publicidad como los grandes posters o carteles, que solo se podían permitir las marcas más reconocidas.

De esta forma, el folleto nació como una solución de publicidad más barata, y con el tiempo demostró su eficacia. Se utilizó principalmente para promocionar conciertos y nuevas bandas de rock.

¿Cuáles son las 5 principales características de un folleto?

Con el objetivo de identificar para que sirve un folleto y establecer una definición adecuada, queremos compartir contigo las características distintivas en este tipo de documento.

A continuación, te mostramos algunos de los elementos más importantes que componen el folleto.

  1. Simpleza y brevedad:

Aunque deben tener un diseño atractivo, es importante que prime la sencillez. De esta forma es más fácil que los potenciales clientes lean la información, la cual debe ser breve y concisa.  

  • Tamaño reducido:

Los folletos son documentos de tamaño carta o media carta, siendo este último el más utilizado por ser más fáciles de maniobrar al momento de repartirlos.  

  • Títulos e intertítulos llamativos:

Los titulares que conforman el folleto deben llamar rápidamente la atención del público objetivo. De lo contario, terminarán en la basura como la mayoría de folletos que se imprimen diariamente.

Para que esto no ocurra, se recomienda un profundo análisis de la audiencia a la que van dirigidos. De esta forma se pueden determinar ciertos aspectos que influyen en la eficacia de esta herramienta publicitaria.

Esto nos permite definir cuáles son las mejores zonas geográficas para repartir los folletos, los prospectos de clientes más adecuados y, por supuesto, la forma correcta de exponer la información en el documento.

  • Diseño atractivo acorde con la identidad de la marca:

El diseño del folleto debe complementar el estilo de comunicación, tanto textual como visual, de la marca que diseña el documento. Aunque hablamos de marca, esto también aplica para empresas y cualquier otra entidad que utilice el folleto como medio divulgativo o publicitario.

  • Distribución masiva:

Aunque el número de personas a las que se desea llegar con el folleto depende de los objetivos de la marca, por lo general es una herramienta diseñada para ser leída por una gran cantidad de usuarios.

Se distribuyen a pie de calle, por correo tradicional o de forma digital mediante el email. También se suelen dejar en lugares estratégicos (cafeterías, estancos, etc.) donde concurren un gran número de personas.

¿Cuál es la función de un folleto?

Después de repasar las partes del folleto y sus características podemos determinar de manera definitiva para qué sirve un folleto.  

Su objetivo principal dependerá de las metas planteadas por la marca que crea el documento.

Puede tener fines divulgativos, estos tienen el objetivo de ofrecer una información determinada. De hecho, el folleto nació con el fin de informar, puesto que en sus inicios eran gacetas en las que se divulgaban las noticias del día.

Folleto plegado. Partes del folleto y sus características.

Dentro de esta familia los más utilizados son los folletos educativos. Estos se emplean en la rama de la Salud, la Educación y la Ciencia.

Sin embargo, son los folletos publicitarios quienes priman actualmente, teniendo en cuenta su utilidad para dar a conocer nuevos productos o servicios, especialmente en las áreas cercanas en las que se desarrolla un negocio determinado.

Tipos de folletos y sus principales usos

Ya sabes para que se utiliza un folleto informativo o publicitario, pero también es importante definir cuáles son los ejemplos de folletos más utilizados actualmente. De esta forma podemos elegir el más adecuado según los objetivos que nos tracemos.

De acuerdo a su función ya hemos definido que existen el folleto publicitario y el informativo. A continuación, los identificamos según su estructura y extensión.  

Flyer o Volante: Este es un folleto sumamente breve que usualmente no supera la media cuartilla. Ofrece la información básica sobre un establecimiento o evento.

Díptico: Es una cuartilla impresa por las dos caras, doblada por la mitad. Su contenido sigue siendo breve, pero permite ofrecer otros detalles más allá de la información básica que encontramos en los flyers.

Tríptico: Al igual que el folleto díptico, el tríptico no es más que una cuartilla doblada en tres partes. Tiene un diseño mucho más elaborado y ofrece más información que las anteriores versiones. Se utiliza frecuentemente para promocionar eventos y explicar los detalles más relevantes.

Tipos de folletos. Tríptico, díptico, flyer, encarte.

Encarte: Son folletos que se constituyen por más de tres páginas y sirven para mostrar más información de una marca.  

Conclusión

Después de leer este artículo estamos seguros que ahora tienes mayor claridad para responder a la pregunta inicial: ¿Para qué sirve un folleto?

Un folleto tiene diferentes funciones de acuerdo a los objetivos que se plantean quienes lo diseñan. A partir de este punto, podemos definir el tipo de folleto, su contenido y extensión.

Pero para acertar con un folleto adecuado y hacer que la inversión en imprimir cientos de copias de resultados positivos, es preciso tener en cuenta todos los elementos mencionados en este artículo.

Solo así sabrás cómo elaborar un folleto de manera adecuada y hacer que el gasto y el esfuerzo valgan la pena.

¡Puntúa este post!

1 comentario en «¿Para qué sirve un folleto? Las 5 características que lo definen»

Deja un comentario