Cómo saber que estudiar

Estás acabando la educación obligatoria y no sabes que estudiar, no es una decisión fácil, ha llegado uno de los momentos más importantes de tu vida y debes elegir una opción que puede que marque tu futuro para siempre. Seguro que algunos de tus compañeros tienen muy claro desde siempre a que se quieren dedicar profesionalmente, pero por desgracia tú no tienes esa suerte, de lo contrario no estarías aquí leyendo este tocho de artículo. Pero tranquilo, a mucha gente le pasa lo mismo, a mi también me sucedió y a través de mi propia experiencia voy a intentar que dejes de romperte la cabeza. Dicho esto, veamos cómo saber que estudiar.

Cómo saber que estudiar

Los defectos de la educación

Antes de empezar a hablar de los dos caminos que puedes tomar y cual de ellos es el mejor, deja que te diga una cosa, ¡es que sino reviento! tú no tienes la culpa de tu falta de motivación ni de tu indecisión. La culpa es del sistema educativo y no me refiero a los maravillosos profesores y profesoras que hacen un trabajo ejemplar, sino a la estructura en si misma. Me explico, antes de que la gente empiece a tirarse de los pelos, en la escuela me enseñaron a memorizar todas las capitales de todos los países del mundo, información que retenía y vomitaba el día del examen y obviamente olvidaba al salir de clase; solo he puesto un ejemplo pero básicamente en eso se basa la formación académica, esto no tiene razón de ser cuando a día de hoy tenemos toda esta información, literalmente, al alcance de nuestra mano con un smartphone que actúa a modo de extensión de nuestra propia memoria. Con esto no estoy diciendo que debamos convertirnos en unos ignorantes e incultos, pero ¿por qué no dedicar ese esfuerzo a otras facetas educativas? por ejemplo a mi nadie me enseño primeros auxilios para poder socorrer a otro ser humano en apuros, nadie me enseño economía a nivel doméstico para saber administrar mi dinero, a crear mi propio negocio o a buscar empleo, a fracasar y aprender de los errores y lo más importante, nadie me enseño creatividad para solucionar problemas de la vida cotidiana.

Para cerrar este tema, quiero contarte como fue mi etapa educativa ya que creo que puede que te sientas identificado. En mi última etapa como estudiante de educación obligatoria, tachaba los días en un calendario como si fuese un preso y el aula fuese mi celda particular, las asignaturas como latín o química orgánica no me motivaban ya que no conseguían llamar mi interés y sentía que no me preparaban para la vida real, suspendía un montón de asignaturas y por si eso fuese poco repetí curso, después de otro año y por los pelos conseguí aprobar. Mis profesores no creían en mi y simplemente me ignoraban, en parte por mi propia apatía.

Después de esto decidí estudiar algo que me gustase y elegí imagen y sonido. Sin demasiada fe en mi mismo empece a estudiar y para mi sorpresa sacaba unas notas increíbles, los profesores me elogiaban, gané concursos importantes de fotografía y retoque creativo, yo no me lo podía ni creer. Después seguí estudiando diseño gráfico, animación 3D con méritos, ganando otros tantos premios y trabajando en proyectos fascinantes hasta día de hoy. La conclusión ahora es fácil de entender, estudiar lo que realmente me gustaba me motivó y lo cambió todo.

Con todo esto que te he contado ya puedes empezar a ver por donde van los tiros. Antes de continuar te recomiendo encarecidamente que veas este vídeo titulado “Los video juegos enseñan mejor que la escuela”

Después de soltarte todo este rollo, vamos a ver como te puedo ayudar a resolver la duda de cómo saber que estudiar. Como te decía antes, al igual que Neo de Matrix tienes dos pastillas para elegir, la roja es la elección basada en las posibles salidas profesionales o en la titulación y la otra es la azul, que es elegir lo que realmente te apasiona, puede que en este momento ni tan siquiera sepas que es lo que te gusta pero en esto también te puedo ayudar.

Decisión basada en las salidas profesionales

Analicemos la primera opción, si eliges tu profesión en función de las salidas profesionales, desde mi humilde opinión, estarás cometiendo un grave error. Piensa que lo que hoy tiene salida puede que en unos años deje de tenerla y además, con el inconveniente de tener un montón de competencia de estudiantes recién licenciados que habrán tomado tu misma decisión. Hace unos años si hubiese estudiado algo por el simple hecho de tener buenas perspectivas de futuro sin duda hubiese elegido algo relacionado con la construcción, con la crisis económica en poco tiempo este sector se fue a pique, por suerte para mi no elegí mis estudios basándome en esta premisa.

Por cierto, mucho cuidado con tener “titulitis aguda” sus síntomas son: tendencia obsesiva a acumular títulos, pensar que sin un titulo universitario no eres nadie, sentir presión por parte de la sociedad o los padres para estudiar una carrera. Si tienes alguno de estos síntomas necesitas la siguiente reflexión a modo de vacuna, lo único que importa es lo que sepas hacer, tu creatividad y tu talento, nada más, como consigas esto es lo de menos. ¿No me crees? necesitas más dosis de vacuna, Walt Disney, Henry Ford, Steve Jobs, Bill Gates, Mark Zuckerberg, James Cameron son solo alguno de los personajes que consiguieron el éxito y triunfaron sin estudios universitarios. Con esto no estoy diciendo que la educación universitaria no sea necesaria ni importante, por supuesto si tu vocación es ser médico vas a pasar si o si por la universidad, solo estoy intentando hacerte entender que la titulación no debe convertirse en el único factor a tener en cuenta.

Decisión basada en tu pasión

La segunda opción que tienes es la pastilla azul, elegir lo que vas a ser basándote en tu pasión, en lo que realmente te gusta, en tu vocación. Esta elección no es nada fácil y debes tener mucha confianza en ti mismo y ser valiente. Debes superar tus propios miedos y creencias y no tener en consideración las opiniones llenas de prejuicios de los demás; no te lo van a poner fácil. Escucha y acepta los consejos de los demás, pero no vivas la vida de otros, los padres con la mejor de sus intenciones tienen tendencia a querer que sus hijos estudien aquello que ellos no pudieron en su día, pero debes entender que ellos tomaron sus propias decisiones y lo que a ellos les apasiona no tiene porque gustarte, es egoísta y no es justo que decidan por ti.

“No quedes atrapado en el dogma, de vivir como otros piensan que deberías vivir. No dejes que las opiniones de los demás acallen tu propia voz interior. Ten el coraje para hacer lo que te dice tu corazón y tu intuición.” – Steve Jobs.

Por si todo esto que te he dicho fuese poco, enumeraré los principales motivos por los cuales debes estudiar lo que te apasiona:

  • Vas a pasar la mayor parte de tu vida trabajando.
  • No hay nada mejor que trabajar en lo que realmente te gusta.
  • Estarás motivado siempre.
  • No te importará dedicar más horas y por lo tanto serás mejor.
  • Al ser tu pasión te esforzarás y llegarás lejos.
  • No odiarás los lunes.
  • En el trabajo no mirarás el reloj cada 5 minutos.
  • Serás feliz.

 “Elige un trabajo que te guste y no tendrás que trabajar ni un día de tu vida.” – Confucio

Para acabarte de convencer te recomiendo que veas este vídeo de Steve Jobs dando un discurso en la Universidad de Stanford, no tiene desperdicio:

De cómo saber que estudiar a cómo saber que te gusta.

Ahora que has visto cómo saber que estudiar, puede que te haya surgido la duda de cómo saber que te gusta. En realidad, no todo el mundo sabe que es lo que le llena, de hecho hay personas que no lo llegan a saber nunca en su vida, es triste… Lo sé. Si tú ya lo tienes claro, seguro que a estas alturas ya sabes lo que debes hacer, tienes mucha suerte, pero si está perdido te indico unas pistas que te deberían ayudar a identificar tu pasión.

  • ¿En qué destacas?
  • ¿En qué faceta la gente te dice que eres bueno?
  • ¿En qué tienes talento?
  • ¿Cuál es tu hobby o afición?
  • ¿Qué harías aunque fueses rico?
  • ¿Pierdes la noción del tiempo y te pasan las horas volando con algo?
  • ¿Mientras haces esto que te gusta te llaman 1000 veces a cenar y no vas?
  • ¿Gastas incluso dinero para poder realizar esta afición?

Domina tu medio

Si has podido responder las preguntas anteriores ¡enhorabuena! acabas de descubrir que es lo que te gusta en realidad y de paso acabas de responder la cuestión de cómo saber que estudiar. En estos momentos la parte lógica de tu cerebro intentará boicotear esta nueva opción haciendo saltar todas las alarmas y diciéndote que te has vuelto loco, que esto nunca puede convertirse en una profesión, que esto no tiene ninguna salida laboral, que no eres lo suficientemente bueno… “Bla, bla, bla”, ni caso. No hace falta tener un talento especial para poder llegar a ser todo aquello que te propongas, lo único que tienes que hacer es unir pasión con trabajo duro.

Cuando sabes lo que realmente te gusta lo único que debes hacer es convertirte en el mejor, o sea dominar ese medio, puede que se te de bien, que tengas aptitudes, pero si no le dedicas las suficientes horas, estudios, investigación y práctica nunca llegarás a destacar. Dicen que para que alguien se convierta en un experto en algo hace falta invertir unas 10.000 horas de trabajo duro, pero tranquilo ¿cuál es el problema? si lo que haces no te gusta nunca le dedicarás esa cantidad ingente de horas, pero si es tu pasión invertirás ese tiempo y el que haga falta, aprendiendo y pasándolo bien durante el proceso.

“La inspiración existe, pero tiene que encontrarte trabajando.” – Pablo Picasso

De afición a profesión

Para acabar, la duda que te asalta es de que manera puedes convertir tu afición en un modo de ganarte la vida y llegar a lo más alto de la realización personal. Esto dependerá mucho de cada caso en particular y solo tú puedes responder a esta cuestión, pero imaginemos que te vuelve loco el Skate, parece que sea imposible cualquier salida laboral pero podrías crear tu propia tienda de productos o tu propia marca de ropa y de calzado, dar clases de skate o dedicarte al vídeo de deportes extremos, lo que a priori parecía que no podía tener ninguna salida si miramos con una mente más abierta nos damos cuenta de que todo es posible.

Conclusión

Estudia lo que te guste, lo que te apasione, lo que te hace levantar cada mañana, obtén los conocimientos que sean necesarios para convertirte en todo un profesional ya sea a través de cursos, de manera autodidacta, trabajando o mediante la universidad, sea como sea trabaja muy duro, esfuérzate para intentar ser el mejor. Acepta los consejos de los demás pero haz lo que te diga tu corazón, persigue tu sueño y no dejes que nadie te diga que es lo que puedes o no puedes hacer.

“Tienes que trabajar duro. Vale la pena llegar hasta el final, porque cuando terminas puedes mover montañas” – Steve Jobs

Espero que este artículo hay servido para resolver tu duda de cómo saber que estudiar, solo me queda desearte suerte y aquí estamos para ayudarte con nuestra escuela monstruos del diseño si has descubierto que lo que te emociona es el mundo del diseño gráfico, web, multimedia, 3D y/o marketing. Espero tus comentarios para intercambiar opiniones.

Deja un comentario

error: ¡Contenido protegido!
Shares
Share This