¿Son creativas todas las personas?

Tener diferentes habilidades nos hace personas más competitivas, laboralmente hablando. En este sentido, una de las habilidades más buscadas hoy día es la creatividad. ¿Eres una persona creativa? Si eres diseñador, dibujante, escritor, arquitecto o ingeniero quizá tu respuesta sea que sí. Pero, ¿son creativas todas las personas?

Si no te dedicas a ninguno de estos oficios mencionados o a alguno similar probablemente digas que no. Sin embargo, debes saber que no es así. Todos podemos ser imaginativos e ingeniosos, lo que nos falta es práctica. Aunque no lo creas, la creatividad se puede aprender al igual que se aprende a leer.

¿Son creativas todas las personas? Todos podemos ser imaginativos e ingeniosos. Aunque no lo creas, la creatividad se puede aprender.

Esto significa que no es que la creatividad venga en los genes. Si bien se trata de algo que tenemos desde niños, también es algo que se aprende y se desaprende con el paso de los años. Según un estudio realizado por Ken Robinson, investigador sobre la creatividad, de 1500 niños el 98% de ellos eran genios creativos en la etapa infantil. Sin embargo, a medida que van creciendo este porcentaje se va reduciendo. Entre los 8 a 10 años es de 50% y va disminuyendo considerablemente entre los 13 y 15 años.

Una investigación de Ken Robinson, refleja que de 1500 niños estudiados, el 98% de ellos eran genios creativos en la etapa infantil.

¿Qué limita a las personas a ser creativos?

Todos los seres humanos tenemos la capacidad de ser creativos. Pero, ¿qué es exactamente la creatividad? Una de las mejores definiciones ha sido la que ha dado Steve Jobs, quien aseguraba que esta era acción de conectar cosas. Se trata de tener la capacidad de ver algo que parece obvio y transformarlo; es decir, conectar experiencias y convertirlas en algo nuevo.

Si de niños todos somos creativos, ¿qué nos pasa en el camino? Pues que desentrenamos la mente. Así como sucede con otras habilidades, la creatividad se desarrolla a medida que se entrena y si dejamos de hacerlo olvidamos cómo ser creativos. También hay cosas que limitan la imaginación. Estas son las dos principales.

La escuela no incentiva nuestra imaginación

No es que la escuela sea mala, pero el sistema educativo no está diseñado para potenciar habilidades como la creatividad. De pequeños hacemos lo que sea porque no tenemos miedo a equivocarnos: no conocemos el error. Pero con el paso del tiempo se nos enseña qué es y además nos dicen que tenemos que avergonzarnos de él. Así nos enseñan a ser pasivos, a repetir cosas y a estar callados. Y de hecho, así suelen ser las aulas de clases: los niños están en silencio, toman apuntes y no los incentivan a participar porque se pueden equivocar. Si te interesa puedes ver el vídeo TED2006 – Las escuelas matan la creatividad, en el que se plantea de manera entretenida la necesidad de crear un sistema educativo que fomente la creatividad.

Las inseguridades bloquean la creatividad

Al crecer en un ambiente así nos sentimos seguros solo con lo que conocemos. Entonces nos instalamos en nuestra zona de confort, donde estamos bien porque sentimos que controlamos todo. Lo que no entendemos es que lo que llamamos comodidad nos bloquea cualquier pensamiento creativo. Además, nos volvemos inseguros: no experimentamos por el miedo al fracaso o al qué dirán.

Sé un adulto ingenioso e innovador

Si quieres ser una persona con pensamiento divergente y volver a lo que eras de niño, debes tomar en cuenta algunas cosas. Primero, debes darte tiempo. Las ideas originales no aparecen cuando estás ocupado en 10 tareas al mismo tiempo, sino cuando te conectas contigo, con el mundo y con el tiempo.

También debes apasionarte con lo que haces, no compararte con otros y rodearte de personas creativas. Esto te ayudará a incentivar tu propio ingenio. Así descubrirás que todas las personas son creativas, incluso tú si te permites ser original.

Si quieres encender en ti, la chispa de la creatividad, seguro que te interesará nuestro articulo “El método para tener ideas creativas” Leer entrada aquí.

Deja un comentario

error: ¡Contenido protegido!
Shares
Share This